El sistema penitenciario está diseñado para los hombres porque son mayoría: 92,48%. Las mujeres representan solo un 7,52% de la población reclusa. No hay espacio para ser mujer en las cárceles.

-En España hay 69 prisiones y solo 4 son de mujeres: Brieva en Ávila, Alcalá Meco en Madrid, Alcalá de Guadaira en Sevilla y Wad-Ras en Barcelona. El resto son módulos de mujeres en prisiones de hombres: 41.

 

-No hay prisiones que admitan mujeres en 10 comunidades autónomas (cumplen condena lejos de su lugar de origen o residencia habitual).

 

-Los centros penitenciarios con módulo/s de mujeres no satisfacen sus necesidades básicas. Imaginemos una prisión de 1000 internos y 69 mujeres. Todo lo que sucede allí dentro (acceso a talleres y trabajo remunerado, actividades) es para ellos.

 

-En los módulos de mujeres, además, las mujeres están todas mezcladas por falta de espacio: jóvenes, adultas, preventivas, penadas, primarias, reincidentes. No están clasificadas como los hombres o como las mujeres de las cárceles femeninas.

 

-Según un estudio del Instituto de la Mujer e Instituciones Penitenciarias, el 88,41% de las mujeres que ingresan en prisión ha sufrido violencia machista. (68% violencia sexual, 41% violencia sistemática, 59% violencia de ámbito familiar, 25% abusos infantiles, 74% violencia física.)

 

-Existe una relación directa entre el maltrato, las secuelas psicológicas y la historia delictiva. El trastorno de estrés postraumático que sufren las mujeres maltratadas conlleva depresiones, drogodependencias, autolesiones, agresividad, sobremedicación.

 

-Tipos de delitos de las mujeres : 70,72% hurtos, 13,84% defraudaciones, 9,26% usurpaciones, 3,76% robos con fuerza y 2,42 robos con violencia.

 

-El 80% de las mujeres que entran en prisión son madres.

 

-El 56% de las mujeres cumplen condena tiene entre 21 y 40 años, esto es en periodo reproductivo.

 

-1 de cada 4 mujeres presas es extranjera (en el conjunto de la sociedad esta cifra se sitúa alrededor del 10%).

 

-El 84% de las mujeres que viajan con droga a nuestro país lo hacen para sostener económicamente a sus familias, son cabeza de familia.

 

-Los delitos de las mujeres están muy relacionados con el hombre: dependencia, encubrimiento, violencia, engaño.

 

-Las mujeres pagan también por haber roto su papel de mujer en la sociedad, por haber fallado a su familia y abandonado sus obligaciones como madres. Es decir cumplen la condena judicial, la social y la personal.

 

-Ante un mismo delito, dicen, a una mujer se le juzga más duramente que a un hombre. Tiene todo el sentido, al final las prisiones son un reflejo de la sociedad y a las mujeres en general se nos juzga mucho más.

 

Todas las reclusas comparten una misma condena: no ser hombre.

 

*Datos de ACOPE